¿Necesitas mas Informacion?

A la vez que la tecnología avanza, también lo hacen los crímenes relacionados con esta. Los ciberdelincuentes tienen un infinito marco de víctimas alrededor del mundo gracias al alcance de Internet. Desde nuestro equipo de Peritos Informáticos hablamos sobre los ciberdelitos más comunes, para así poder facilitar información sobre a lo que nos podemos enfrentar.

Los ciberdelitos más comunes

El aumento de los ciberdelitos

La ciberdelincuencia crece a un ritmo preocupante. Son muchas las posibilidades de que en algún momento tengamos que hacer frente a actos delictivos cometidos a través de Internet. Los ciberdelitos son cada vez más agresivos y con consecuencias más negativas.

Es importante ser conscientes de que este tipo de actividades delictivas es cada vez más frecuente. Los ciberdelitos son uno de los mayores riesgos a los que se enfrenta día a día nuestro país. Afecta a familias, pymes, grandes multinacionales e incluso al gobierno.

Aunque el aumento de este problema es un hecho constatado, gran parte de la población no sabe cómo prevenirlo o enfrentarse a él.

Tan preocupante es la situación en la que estamos que organismos nacionales e internacionales han decidido tomar medias:

  • INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad).
  • El Ministerio del Interior
  • La Europol
  • El OEDI (Observatorio Español de Delitos Informáticos).

Estos exponen informes de forma anual que revelan la importancia de estos delitos. Promueven la participación social y empresarial para poder hacerles frente. Para poder combatir adecuadamente, es esencial conocer los riesgos más comunes.

Los ciberdelitos más comunes

Páginas web falsificadas

Hay páginas webs falsas creadas específicamente para engañar a los usuarios. Estas se diseñan de modo que parecen ser exactamente iguales que las oficiales. El objetivo es engañar a los usuarios para que estos faciliten información personal, como, por ejemplo:

  • Direcciones de correo.
  • Contraseñas.
  • Números de tarjeta de crédito.
  • Acceso a las redes sociales.

Por norma general, la forma de llegar a las víctimas es a través del correo electrónico. Suelen ser mensajes enviados por identidades falsas o intentando imitar plataformas legitimas.

Suplantación de identidad

Este tipo de ciberdelitos suele ser consecuencia del éxito de las páginas web falsas. El número de perfiles falsos en las redes sociales llega a ser incontable hoy en día.

Una vez que el cibercriminal ha conseguido tener acceso a la información personal nos enfrentamos a un gran abanico de problemas. Podemos encontrarnos que se han realizado gastos de toda índole, llegando incluso a comprar o alquilar viviendas. También hemos conocido casos donde ha parte de las compras, las personas que han suplantado la identidad consiguen un empleo usando los datos de las víctimas.

La suplantación de identidad tiene un alto porcentaje de vaciar y/o arruinar la cuenta bancaria de la víctima. Este tipo de ciberdelito es difícil de solucionar. Ya que hay que presentar un informe policial, esperar que el banco devuelva el dinero, cancelar todas las tarjetas, etcétera.

La mejor manera de enfrentarse a uno de los ciberdelitos más comunes es la prevención.

Los hackers

Por mucho que la ciberseguridad avance, los ciberdelincuentes siempre van a estar ahí. El hacker es una persona que se dedica a programar, ya sea de manera autodidacta o habiendo estudiado para especializarse en informática.

Lo que más buscan estas personas es conseguir crear un software que se capaz de introducirse en cualquier sistema. Estos pueden ser o no informáticos. Buscan emplearlo de forma ilícita, manipulando sus funciones, robando información, modificarlo o incluso destruirlo.

La actuación más común de los hackers es el intento de robar información confidencial.

Es esencial que protejamos todos nuestros dispositivos. Debemos usar contraseñas complejas, mezclando mayúsculas, minúsculas, letras, símbolos. Aparte de esto, es importante que no tengamos la misma contraseña en todas nuestras cuentas. También se recomienda hacer cambios de contraseña de forma periódica, al igual que revisar los antivirus y las actualizaciones.

La ciberextorsión

La ciberextorsión es uno de los ciberdelitos que más está creciendo en los últimos años. Esto sucede cuando alguien utiliza la herramienta de Internet para extorsionar a una víctima. Los objetivos pueden ser particulares o empresas. Por norma general lo que pretenden con esto es conseguir beneficios económicos.

Los ciberdelincuentes buscan tener acceso a información personal. Amenazan a su víctima con exponer dichos datos si no se le paga. Hay ciberdelincuentes que llegan incluso a realizar ataques muy agresivos, pidiendo una recompensa económica para detenerlos. Esto último suele ir dirigido a empresas o personas con alto poder económico.

Mantener las cuentas protegidas con contraseñas, antivirus y el software actualizado es vital. Esto podrá frenar los ataques.

Dentro de las víctimas de la ciberextorsión, se encuentran mayoritariamente los adolescentes y niños. Que son víctimas de engaños a causa de su inocencia y del desconocimiento sobre Internet. Estos revelan fácilmente información personal, derivando este problema en muchas ocasiones a la sextorsión. Los menores envían fotos íntimas y terminan sometidos a un ciberacosador.

El ciberacoso

Directamente relacionado con el punto anterior . Gran parte de la actividad que se realiza en Internet es completamente anónima. Desgraciadamente, esto es una de las principales razones por las que el acoso cibernético aumenta progresivamente. La protección de una pantalla y el anonimato hacen al acosador más fuerte.

Las principales víctimas, como en la ciberextorsión, son los niños y adolescentes. Por eso, es muy importante educar a los menores en lo referente a esta materia. No deben agregar personas a sus redes sociales que no conozcan, independientemente de que tengan amigos en común. Los menores de edad deben tener restringido el acceso a páginas que no sean adecuadas para su edad o de dudosa confianza.

También es importante enseñar a los menores a pedir ayuda. Y normalizar las conversaciones sobre estos temas, para que, en el caso de que se enfrenten a estos problemas, pidan ayuda a sus padres o a un adulto responsable.

Muchas de las redes sociales cuentan con la función de bloquear a usuarios molestos.

Son muchas las ocasiones en las que el acosador termina amenazando a la víctima. Si esto sucede, es importante comenzar acciones legales. Aunque a una velocidad lenta, las leyes están comenzando a entrar en los ámbitos de la ciberdelincuencia. En este tipo de casos se están empezando a incluir el ciberacoso.

Los ciberdelitos más comunes en España

Aunque, obviamente, en nuestro país nos enfrentamos a los ciberdelitos mencionados antes, hay algunos más que debemos de conocer. Estos ya están tipificados en la legislación española. Sin embargo, es un estado de desarrollo y evolución constante. Lo que hace que las autoridades aumentes los refuerzos constantemente para poder proteger a los usuarios y las empresas de los nuevos riesgos cibernéticos que surgen diariamente.

De acuerdo a estadísticas recogidas por el Ministerio del Interior y datos proporcionados por el OEDI, podemos recoger los ciberdelitos más comunes en España:

  1. Coacciones y ciberamenazas.
  2. Intercepciones y accesos ilícitos: Revelación y descubrimiento de información confidencial, accesos ilegales, etcétera.
  3. Ciberdelitos contra la propiedad intelectual o industrial.
  4. Los ciberdelitos sexuales: Corrupción o captación de menores o personas dependientes, pornografía, pedofilia, exhibicionismo, difusión de contenido privado.
  5. Falsificación de información.
  6. Fraudes informáticos.
  7. Delitos de odio y contra el honor.
  8. Interferencia o interrupción de datos y sistemas.

Datos sobre ciberdelitos en España

El OEDI revela datos de que en el año 2017 se llegaron a detectar cerca de 70 mil ciberdelitos. De ese gran numero, los fraudes, los accesos no autorizados y los malware (spyware, virus y troyanos) fueron los más registrados en España. Cierto es que las consecuencias derivada de esto no son muy graves. Pero hay que tener presente que el grado de influencia y los riesgos van en aumento.

La Europol también ha aportado sus propios datos. Listas de más formas de nueva ciberdelincuencia. Podemos encontrar aquí nuevas creaciones de mercados ilegales en Internet. Aquí podemos encontrar que se comercializa con:

  • Armas.
  • Drogas.
  • Falsificaciones.
  • Datos robados.

El aumento y desarrollo del ciberterrorismo es preocupante. Estos crímenes trasversales que se basan, de naturaleza no legal, en realizar actividades delictivas dirigidas principalmente a medios de comunicación, agencias financieras.

Los ciberdelitos más comunes a los que se enfrentan los peritos informáticos

Nuestra agencia de peritos informáticos forenses, desde sus inicios, combate diariamente contra los ciberdelitos. Si tiene alguna deuda sobre nuestros servicios o quiere hablar con nuestros profesionales, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Tratamos tanto con usuarios personales, como con empresas, de todos los tamaños. No hay nadie invulnerable a los ciberdelincuentes. Con el paso de los años, son más los clientes que llegan a nosotros buscando soluciones. Porque han sido víctimas de alguno de los siguientes ciberataques:

  • Estafas.
  • Amenazas y coacción.
  • Delitos contra la intimidad de los menores.
  • Falsificación de documentos.
  • Ciberacoso.
  • Daños y sabotaje informático.
  • Ciberdelitos contra la propiedad intelectual.
  • Descubrimiento y/o revelación de secretos.
  • Descargas ilegales.
  • Incumplimiento de contrato.
  • Suplantación de identidad.

La información es la mejor arma contra los ciberdelitos

Es fundamental educar a nuestros menores, empezando en casa. Debemos de poner límites y sobre todo dar toda la información necesaria.

Es esencial también que se promuevan valores, tanto sobre el derecho a la protección como sobre el respeto a los demás. Ya que muchos menores incurren en delitos de violencia de género a través de las herramientas tecnológicas e Internet sin ni siquiera saberlo. Estamos seguros que si todo el mundo conociera las consecuencias que trae un ciberdelito, estarían más atentos y muchos se lo pensarían dos veces antes de cometerlo.

Aunque hemos hablado de los ciberdelitos más comunes, es importante saber que no hay rincón seguro en Internet. No debemos de confiarnos y sobre todo hay que tener especial cuidado en la información personal que compartimos.

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.