¿Necesitas mas Informacion?

En el ámbito laboral muchos se preguntan si los empresarios ¿pueden inspeccionar el correo y medios informáticos corporativos de un trabajador? ¿Hasta qué punto se puede considerar una violación de los derechos y las libertades fundamentales del empleado? Nuestro equipo de peritos informáticos nos da toda la información.
inspeccionar el correo y medios informáticos corporativos

Conflicto de intereses entre empresarios y trabajadores

Nos centraremos en el correo electrónico y medios informáticos corporativos para pruebas informáticas en la jurisdicción laboral y penal.

Las nuevas tecnologías son un tema de enfrentamiento prácticamente constate en el terreno laboral. Los trabajadores utilizan con frecuencia el correo electrónico y los medios informáticos corporativos para un uso personal.

Lógicamente, ante esta situación, los empresarios buscan controlar el cumplimiento de la tarea de sus empleados. Ya que las herramientas ofrecidas y la jornada laboral están para trabajar.

En este problema nos vemos enfrentados a un conflicto de intereses:

  • Los trabajadores: Su derecho la intimidad y el secreto de las comunicaciones realizadas en el trabajo, dentro del artículo 18 de la Constitución Española. También el derecho a la vida privada, articulo 8 del Convenio de los Derechos
  • El empresario: El empresario tiene la capacidad de tomar medidas de vigilancia y control para asegurar el cumplimiento laboral de los trabajadores. Todo esto está recogido en el artículo 20.3 del Estatuto de los Trabajadores. Aparte del derecho a la propiedad y la libertad de empresas que cubre a los empresarios, articulo 33 y 38 de la Constitución Española.

Es completamente legal que la empresa mantenga el control del uso del correo electrónico y los medios informáticos de los trabajadores. Estos tienen una serie de límites mencionados en los derechos de los trabajadores: la intimidad personal y el secreto profesional.

¿Pueden inspeccionar el correo y medios informáticos corporativos?

Dentro de la jurisdicción laboral y penal hay una serie de límites que rigen el control empresarial ejercido sobre el correo electrónico y los medios informáticos corporativos, para que este se considere licito.

  • Las reglas que afecten al correo y a los medios informáticos corporativos deben de ser establecidas por el empresario. Se debe realizar una prohibición expresa, ya sea total o parcial, para el uso privado de los trabajadores. Si esta no existe, es necesario recurrir lo establecido en el convenio colectivo.
  • Los trabajadores deben saber que existe un control empresarial sobre el uso de las herramientas de comunicación informáticas.
  • También deben saber qué métodos de control se van emplear para asegurarse que cumplen las normas.
  • Los métodos y restricciones de control deben de ser proporcionados.

¿Cómo saber si el control es proporcionado?

  • Debe existir una justificación. Por ejemplo, que se sospeche que hay una irregularidad en los trabajadores o el trabajador.
  • Debe ajustarse al fin pretendido. En este caso, cerciorarse si el trabajador está cumpliendo la irregularidad.
  • Debe de ser necesaria. Tiene que poder justificar el despido disciplinario en el caso de una impugnación judicial.
  • Tiene que ser equilibrada. No se pueden revisar ni controlar los datos o los correos considerados personales. Hay que llevar a cabo una metodología de trabajo que consiga garantizar el acceso único a información relevante. Esto permite inspeccionar únicamente el correo corporativo.

Sentencias sobre el correo y los medios informáticos corporativos

Sentencia del 5 de septiembre del 2017

Correo electrónico y medios informáticos corporativosEl 5 de Septiembre del año 2017, La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, protegió a un trabajador que había sido despedido. Esta decisión se tomo porque el empresario revisó sus comunicaciones sin ningún tipo de aviso previo.

Dictaminaron que las autoridades no respetaron el justo equilibrio entre los interés y no protegieron adecuadamente al empleado. Fue violado el derecho fundamental de trabajador en referencia a su vida privada y su correspondencia. Este derecho está directamente protegido por el artículo 8 del Convenido Europeo de los Derechos Humanos.

La sentencia señaló que los juzgados no habían verificado si el trabajador fue o no advertido por el empresario responsable sobre que las comunicaciones iban a ser controladas. Tampoco sobre la naturaleza de estas medidas y del alcance que podían tener. No existía ninguna comunicación previa al control.

Es así como consideraron que los jueces no tuvieron en cuenta si el empresario podía tomar medidas menos radicales hacia la privacidad. Pasaron por alto también la necesidad de comunicar el control antes de realizarse.

En ningún momento en la sentencia figura que el empresario no pudiera inspeccionar el correo corporativo y medios informáticos de sus trabajadores. El problema radica en que el control debe estar acompañado de una serie de normas. Que tienen que haber sido visadas con anterioridad.

El empresario está obligado a comunicar el control antes de que este se inicie. Es importante hacerlo, sobre todo cuando este afecte a las comunicaciones de los trabajadores.

Doctrina Barbulescu para el correo electrónico y medios informáticos corporativos

En la nueva doctrina Barbulescu del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos se impone (el TEDH y la TC) a los organismos jurídicos la revisión mínima en los casos relacionados con la vigilancia de las comunicaciones en el correo corporativo de las empresas.

Debe existir unos factores esenciales que el juez tiene que tener presente en este tipo de casos. Así podemos asegurar que exista una proporcionalidad y unas garantías en el procedimiento.

Información fundamental de la doctrina Barbulescu

El empresario tiene que comunicarle a sus trabajadores la existencia de la posibilidad de realizar una vigilancia en la correspondencia. Esto debe hacerse con anterioridad a la revisión.

La comunicación debe de cumplir ciertos requisitos:

  • Naturaleza y capacidad de alcance de la vigilancia: Los tribunales tienen el deber de ponderar la adecuación del alcance. Este se hace junto al posible grado de intromisión en la vida privada de los trabajadores. Por esta razón se deben de valorar ciertos factores:
    1. Los medios usados en la vigilancia deben ser proporcionales al objetivo fijado por el empresario al tomar estas medidas.
    2. De igual forma, los tribunales deben verificar los motivos que tiene el empresario para comenzar a llevar a cabo estas medidas de vigilancia.
    3. Hay que considerar un sistema de vigilancia que pueda adaptarse a las medidas de menos intrusión. Esto para proteger la intimidad de los trabajadores.
  • Posible acceso a las comunicaciones.

Consecuencias de vigilar el correo electrónico y medios informáticos corporativos

El momento en el que el empresario termine de acceder al contenido de las comunicaciones también se considera un hecho relevante. Los datos de esto pretenden valorar el respeto del principio de transparencia. Este se encuentra en la Recomendación CM/REC/2015 del comité de ministros de los Estados miembros sobre el tratamiento de datos personales en el ámbito relacionado con el empleo.

Los tribunales tendrán siempre en cuenta la sanción adecuada que se imponga al trabajador. Y la obligación del cumplimiento de este.

Si tenemos en cuenta el caso Barbulescu, el empresario tomará la medida más grave hacia el empleado, como por ejemplo el despido.

Cuestiones a tener en cuenta por los órganos jurisdiccionales

Cuestiones a tener en cuenta por los órganos jurisdiccionalesPara conocer qué deben de valorar los órganos jurisdiccionales respecto al coreo electrónico y medios informáticos corporativos, nos centramos en el test Barbulescu:

  • ¿El trabajador tiene la información sobre la posibilidad de que el empresario responsable pueda tomar las medidas de control sobre su correspondencia y el resto de comunicaciones? ¿Y también la puesta en práctica de las medidas?
  • ¿Cuál es el alcance de a vigilancia que se realizó? ¿Cuál fue el grado de intrusión en la vida privada del trabajador?
  • ¿El trabajador proporcionó justificación para realizar la vigilancia de las comunicaciones?
  • ¿Había posibilidades de usar medidas de vigilancia de menor intrusión en lo referente a las comunicaciones de los empleados?
  • ¿Qué consecuencias trajo la vigilancia para el trabajador que fue afectado por esta?
  • ¿El trabajador había recibido las garantías adecuadas, sobre todo si las medidas de vigilancia tenían carácter intrusivo?

El empresario, teniendo en cuenta todas las preguntas anteriores. Debe de imponer una sanción ante un incumplimiento. Esto siempre que los medios usados sirvan para justificar la sanción y las medidas seas proporcionales.

Control sobre el correo electrónico y los medios informáticos corporativos

Definitivamente, el empresario puede controlar y vigilar los medios que ponga a disposición de sus trabajadores. Siempre hay que tener en cuenta que debe advertirles del alcance y la finalidad de dicho control.

Hay que usar las medidas de control proporcionales al objetivo por el que este haya sido impuesto. Sobre todo es importante realizar con las medidas menos invasivas hacia el trabajador.

El Tribunal Supremo considera factores esenciales a tener en cuenta:

  • Grado de intromisión.
  • La legítima razón de la empresa para justificar la vigilancia.
  • La existencia o la falta de medios de diferentes grados de intrusión para llevar a cabo la vigilancia.
  • El objetivo de la empresa al tomar las medidas de control.
  • Las garantías para los trabajadores.

Estos factores se reconducen, gracias al Supremo, a tres factores esenciales en los juicios. Así pueden asegurar que las medidas sean legítimas y no vayan con intención de atentar contra los derechos del trabajador:

  • Proporcionalidad.
  • Idoneidad.
  • Necesidad.

Conclusión

Los empresarios responsables pueden controlar, de forma legal estos instrumentos. Pueden inspeccionar el correo y medios informáticos corporativos de los trabajadores. Esto lo pueden hacer siguiendo ciertos requisitos:

  • Respetando escrupulosamente las normas exigidas por la jurisprudencia constitucional.
  • Superando los juicios de proporcionalidad, idoneidad y necesidad.

¿Alguna vez te vigiló tu empresa? Si lo hizo ¿Crees que respetaron derecho a la intimidad y siguieron adecuadamente los procesos? En el caso de ser un empresario ¿Quisiste saber que hacen tus trabajadores con sus cuentas de correo electrónico corporativas? Si tienes alguna duda o requieres apoyo de un profesional, ponte en contacto con nosotros.

Sin Comentarios

Puedes publicar el comentario de la primera respuesta.

Deja un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Por favor ingrese un mensaje.